ESTATUS CIVITATIS

Llamado estado de la ciudadanía. Los habitantes de roma se llamaban civitatis. Roma era Civitates. Se era ciudadano romano en cualquier parte, en donde estuviera, iba a conservar la calidad de romano.
Los ciudadanos Romanos gozaban de los siguientes derechos :
PUBLICOS.

IUS SUFRAGII o el derecho a votar en el comicio.

IUS HONORUM o el derecho a desempeñar cargos publicos como ser magistrado.
IUS MILITAE o el derecho a ejercer funciones en la milicia.
IUS OCUPANDI AGRUM PUBLICUM o el derecho a ocupar tierras conquistadas por Roma.

PRIVADOS

IUS COMMERCI, o el derecho de ejercer actos entre vivos o de derecho comercial.

IUS CONUBII, o el derecho de contraer matrimonio iustas nuptiae ,generadora de la manus del pater sobre la uxor.
IUS ACTIONIS, o el derecho de presentarse ante la justicia
LA TESTAMENTI FACTIO ACTIVA Y PÁSIVA o el derecho de otorgar testamento o de recepcionar testamentos
LA TRIA NOMINA o de detentar el nombre que consistía en el nomen, o nombre propio, cognomen o nombre familiar y el agnomen o nombre de la gens a la que pertenecía.

Estos ciudadanos optimo iuri gozaban de estos derechos con exclusión de los demas habitantes de Roma.Esta situación se transmitía casi exclusivamente por el ius sanguini, o sea que no significo mucho el lugar donde habian nacido

Podían ser romanos, los que fueran hijos de un matrimonio romano. Influía la calidad del padre, no así la de la madre. Fuera del matrimonio, era romano el hijo de mujer romana, que lo hubiese tenido con un bárbaro.

Existían algunas leyes que otorgaban la ciudadanía como por ej.: el hecho de irse a vivir a Roma para siempre; el hecho de haber sido autoridad local; por prestar servicios; por concesión graciosa de la autoridad; por manumisión solemne; cuando a un peregrino se le mandaba a colonizar.

En cuanto a los romanos, estaban los que comercializaban con roma, denominados Peregrinos.

Los Latinos eran los habitantes de la Península Itálica. De este tipo existían tres tipos.
  • Veteres
  • Juniani
  • Colonianis

Esto duró hasta el año 212 d.C. ya que el emperador Caracalla, otorgó el estatus de romano a todos los habitantes de la Península Itálica.


Los Pueblos alejados de la península, eran denominados Bárbaros.